Coherencia.

diciembre 3, 2017

pretender ser siempre coherente

Pretender ser siempre coherente entre lo que pensamos, sentimos, decimos y hacemos es absurdo. Nadie es coherente siempre. Y eso nos salva de tanto…
A veces nos salva no hacer lo que pensamos, no decir lo que sentimos, no pensar demasiado lo que sentimos. La incoherencia nos salva de mucho.
La coherencia no se mide en términos del día a día. Pensamientos, sentimientos y acciones incoherentes pueden dar como resultado una vida coherente. Lo que debe tener coherencia es nuestra vida.
Qué manía de complicarlo todo pretendiendo imposibles. Que yo hoy sea incoherente no significa que mi vida sea incoherente. Mi vida la mido en términos de coherencia de ciclo vital no de si hoy digo lo que pienso o hago lo que no siento.
Es más, el empujón para cambiar y crecer muchas veces nace de la incoherencia. Sin incoherencia no avanzaríamos. Pero bueno, es lo que tiene vivir clavados en el presente sin ver más allá.

 

Entradas relacionadas

Y tú, ¿te atreves?

Y tú, ¿te atreves?

Esta semana escuché a una persona de estas que dedica su vida a que nos queramos por dentro que llegará el día en el que ya no pronunciaremos la frase 'no aparentas la edad que tienes' (forma bonita de decirte que tienes la edad que tienes). La influencerdelavida en...

Yo me flagelo, tú te flagelas.

Yo me flagelo, tú te flagelas.

La letra con sangre entra es uno de refranes que alimenta la creencia de que solo el castigo nos ayuda a crecer. Nos han hecho creer que la bondad con uno mismo es perjudicial. El castigo físico ya no está presente, pero seguimos pensando que la autoflagelación es...

Fracaso

Fracaso

Tener la visión clara, ser capaz de discernir y aceptar lo que ocurre es clave en el proceso de superar un fracaso. ¿Dónde nos centramos cuando queremos aprender del fracaso? En la tarea, el objetivo, la meta, el reto: todo lo que salió mal. Y es verdad que salió mal,...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.