Mucho se habla: ser tú mismo.

febrero 5, 2019

se tu mismo

Cuando me comporto de manera diferente a como acostumbro a hacer sigo siendo yo. Siempre soy yo. Cuando miento, cuando no me atrevo o cuando finjo, soy yo no atreviéndome, mintiendo, siendo un farsante.  

Mucho se habla de “ser tú mismo”. Poco se habla de que SIEMPRE eres tú mismo.

Leo: existen dos tipos de personas, las que siempre quieren quedar bien y las que simplemente son ellas mismas. ¿Tú cuál eres? Yo digo: la que quiere quedar bien es ella misma. Es una persona que quiere quedar bien. Un bien queda de toda la vida.

 

Eres tú mismo:

-Cuando haces. Cuando no haces.

-Cuando piensas. Cuando no piensas.

-Cuando sientes. Cuando no sientes.

-Cuando mandas. Cuando no mandas.

-Cuando obedeces. Cuando desobedeces.

-Cuando dices la verdad. Cuando mientes.

-Cuando te atreves. Cuando no te atreves.

-Cuando eres valiente. Cuando tienes miedo.

-Cuando hablas. Cuando no te atreves a hablar.

-Cuando te sinceras. Cuando engañas.

Tu silencio, tu miedo, tu resignación, tu conformismo es tuyo.

Tu falsedad, tu postureo, tus ganas de presumir de lo que no eres es todo tuyo.

Los que se preocupan por la imagen que proyectan de ellos mismos, y la van variando cuando la situación lo pide, también son ellos mismos. No saben no proyectar buena imagen. 

Lo del “sé tú mismo” va unido a la obsesión esa de somos lo que hacemos, lo que pensamos o loquesea que se le ocurra al genio de turno. Unos te dirán que eres lo que piensas. Otros, lo que haces o sientes. Somos TODO. Lo que hacemos y lo que no. Lo que pensamos y lo que olvidamos pensar. Lo que sentimos y lo que somos incapaces de sentir. 

No se puede no ser uno mismo. Siempre eres tú.  Tampoco te flipes.

Entradas relacionadas

Y tú, ¿te atreves?

Y tú, ¿te atreves?

Esta semana escuché a una persona de estas que dedica su vida a que nos queramos por dentro que llegará el día en el que ya no pronunciaremos la frase 'no aparentas la edad que tienes' (forma bonita de decirte que tienes la edad que tienes). La influencerdelavida en...

Yo me flagelo, tú te flagelas.

Yo me flagelo, tú te flagelas.

La letra con sangre entra es uno de refranes que alimenta la creencia de que solo el castigo nos ayuda a crecer. Nos han hecho creer que la bondad con uno mismo es perjudicial. El castigo físico ya no está presente, pero seguimos pensando que la autoflagelación es...

Fracaso

Fracaso

Tener la visión clara, ser capaz de discernir y aceptar lo que ocurre es clave en el proceso de superar un fracaso. ¿Dónde nos centramos cuando queremos aprender del fracaso? En la tarea, el objetivo, la meta, el reto: todo lo que salió mal. Y es verdad que salió mal,...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.