Fracaso.

muy poca gente

Muy poca gente habla a sus hijos con naturalidad del error y el fracaso. Preparan a sus hijos para el éxito cuando deberían prepararlos para el fracaso. Fracasar es mucho más común que triunfar.
Educan a sus hijos para el éxito con auténtico miedo al fracaso. Lo tapan, lo esconden, lo disfrazan, gastan un montón de tiempo y energías negándolo, mintiendo, fingiendo, creyendo que las personas seguras no fracasan. Las personas seguras de sí mismas hablan del fracaso con naturalidad, sin necesidad de justificarlo. Los padres y madres seguros de sí mismos, los que quieren que sus hijos vivan en el mundo real, tienen integrado el fracaso en sus vidas. Es un compañero más de viaje.
Debemos enseñar que el fracaso no dice nada de mí, algo salió como yo no esperaba. Y punto. El fracaso no me define.
Para aprender de los errores y fracasos hay que aceptarlos. Y para aceptarlos hay que hablar de ellos. No esconderlos ni disfrazarlos. Debemos ser capaces de decir :”sí, he fracasado, ¿y qué?¿O acaso vosotros no habéis fracasado nunca?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s